martes, junio 13, 2006

Lobezno desencadenado


Tenía ganas de leer el último arco argumental de Lobezno (Asesino de Estado y Agente de SHIELD) publicado por Panini, guionizado por el polémico Mark Millar y dibujado por el siempre genial John Romita Jr. y la verdad no me a decepcionado.
Millar nos narra en doce números una historia de acción pura y dura. Desde el principio te deja claro de que va a ir el asunto y el asunto va de lo que últimamente parece que le funciona mejor a este guionista, superheroes ultraviolentos. Pero asi como en el universo de Ultimate (X-men y Ultimates) todos los personajes parecen cortados por el mismo patron de:-(Voy a ser más malo que los malos) aquí el guionista es más coherente y sabe que este es el universo tradicional Marvel y que aquí no todos los personajes actuan como en el universo Ultimate y que debe escoger muy bien a quienes actuarian de forma violenta y extrema y quienes no, para que Marvel no le de un tiron de orejas. Así Millar decide contar una historia de Lobezno y usar como secundarios de lujo a Electra, Nick Furia y una serie de personajes acostumbrados a tener que matar en este universo tradicional. Otra cosa a destacar es que aquí los personajes tienen remordimientos de conciencia, (cosa que en los Ultimates por ejemplo brilla por su ausencia) y es de agradecer y humaniza un poco a los personajes.
El Lobezno que nos plantea Millar es una mezcla del Lobezno-Ronin que nos planteara Claremont y Miller en su miniserie y el Lobezno-Salvaje que tanto le gustaba a Byrne. Y la historia es un puro divertimento de sus autores. Millar pudiendo jugar con el universo Marvel como le da la gana y Romita pudiendo dibujar un monton de personajes, que no habia dibujado antes o que hacia mucho que no dibujaba (como es el caso de Daredevil). Vamos que se lo pasaron pipa. Y eso creo que se transmite al lector.
El comic en sí no es un comic con pretensiones de convertirse en un clasico, ni en un comic sesudo. No. Es única y exclusivamente entretenimiento (que es para lo que se creó este medio, para entretener) y a mi me entretuvo el tiempo que lo estuve leyendo. Algunos diran que si fuese una peli, sería una peli de esas de bebida carbonatada y palomitas. Quizás en mi caso estaba saturado de tanto comic sesudo o con pretensiones, de sagas interminables que intentan trastocarlo todo y con pretensiones que finalmente se quedan en nada y que unicamente son un saca cuartos del lector.
De tanto en tanto ya va bien leer comics como estos para desconectar un poco.