martes, junio 13, 2006

El Arsenal 1

El Arsenal 1 (Salvador Vázquez, Daniel Pérez Sánchez; Recerca): Serie mexicana de ciencia ficción trash y acción a raudales. En algún sitio creo que ví un anuncio publicitario según el cual la serie ofrecía acción, rock and roll, sexo, marihuana y priva. Y he de decir que no se puede ser más honesto, porque es así. Éso es lo que encontraréis en esta mini que ocupará el tercer y cuarto número de la colección HAL de Recerca.
Este primer número sirve para presentarnos a los personajes principales que, para qué nos vamos a engañar, se les puede caracterizar con un par de líneas cada uno, y de paso nos presenta la trama en torno a la que gira la acción.
El tema es que tenemos a varios mercenarios que compiten por conseguir un arma vírica que sólo puede ser transportada por cucarachas, teniendo como fondo un continente americano devastado por guerras locales y catástrofes naturales, donde los Estados Unidos se han desmoronado y algunas repúblicas socialistas y la anarquía conviven y se enfrentan a los intentos intervencionistas de potencias extranjeras como Japón.
Pero olvidaos de este trasfondo político. Aquí todo va de disparar y ser más rápido que tu rival, y si todavía sigues vivo al acabar el día disfrutar un poco, que total la vida son días. Testosterona por un tubo aderezada con unas gotas de humor, básicamente negro, con el que no simpatizo así que poca gracia le encontré, la verdad.
Mientras me lo leía no sé porqué pero pensé que era lo más parecido que podría haber salido en cómic de cruzar Acción Mutante y Perdita Durango . O asín.
Mención ha de hacerse, a título de curiosidad, de los diálogos, que conservan pese la traducción/adaptación, vocablos de la variante castellana hablada en México, que le aportan un toque original.
El dibujo es atractivo, siendo el color uno de los aspectos que más le ayuda a resaltar. Sin embargo resulta confuso en términos narrativos en alguna escena de acción, lo cual se puede aplicar sin ir más lejos a cómo empieza el tebeo.
Por lo demás, entretenimiento de sobremesa del domingo. Se lee como si tal cosa sin pretender hacer pensar. Un simple divertimento del montón, algo gamberro, y poco más.