miércoles, junio 21, 2006

Beautiful Killer

Beautiful Killer (Jimmy Palmiotti; Phil Noto; Dolmen): Quizás la mejor manera de empezar esta reseña sea posiblemente destacando lo mejor de esta miniserie del sello Black Bull, o sea el dibujo de Phil Noto. O algo así, ya que hasta ésto debería matizarse.
Y es que la historia en sí no destila originalidad alguna: Venganza, simple y llana venganza para una trama de espionaje que bebe directamente de las pelis del más famoso agente salido de la pluma de Ian Fleming, James Bond. Aunque más que de la novela es más apropiado decir que fueron sus adaptaciones a la gran pantalla las que inspiraron a Jimmy Palmiotti, como él mismo reconoce.
El problema principal con que nos encontramos es que la miniserie nos presenta, a parte de la venganza a la que hemos aludido, un simple origen de personaje, el de Brigit, la hija de un espía calcadito a Shean Connery y de una brillante científica que desarrolló una fórmula médica para la agencia a la que servía cuyos mandamases decidieron aplicarla en su marido, después de resultar malherido en una misión. Fue precisamente esta sustancia la que al parecer propició que la hija del matrimonio adquiriera una serie de cualidades que la hacían increíblemente apta para el desempeño del oficio de su padre. Pero volviendo a lo que os decía, el hecho que la mini se ocupe de contarnos de dónde sale la chica y la consumación de su venganza sin más hace que la cosa quede un poco coja; casi da la sensación de que la serie continúa o podría continuar perfectamente más allá de estos pocos números cuando en realidad no fue así. Y por lo que respecta a la propia mini, la historia podría haberse contado mejor: aparecen personajes que si en un principio pudieran parecer importantes al final resultan no serlo; y paradójicamente no salen personajes que sí que son importantes en la trama... elementos ambos que dejan entrever un manejo poco adecuado de los secundarios que rodean a nuestra protagonista y que repercute en el ritmo de la acción. Al respecto, el mismo desenlace no resulta todo lo efectivo que debiera.
Phil Noto es. como os adelantaba, el principal atractivo del cómic. No dedica apenas atención a los fondos, lo cual a veces canta bastante, pero es que su fuerte es el diseño de los personajes. Aquí el tipo denota interés en el diseño, no sólo en lo referido al trazo o el uso del color, sino también a la hora de planificar la página. Quizás no sea un narrador especialmente efectivo, pero lo cierto es que a veces nos regala páginas muy bonitas. Y dibuja a las tías que no veáis.
A destacar la edición, de ésas que te incluyen cosillas que siempre agradece el fan. Así, una introducción a cargo del propio guionista, explicándonos un poco su relación con Bond, y una entrevista final con ambos componentes del equipo creativo, junto con bocetos, algunos de Adam Hughes, y portadas. En este sentido, chapeau!
Por lo demás, ¿os gusta Alias? ¿Nikita? ¿Os ponen las chicas malas enfundadas en cuero y con pistola? Adelante!