miércoles, junio 14, 2006

Aliens: Salvación. Sacrificio.

Aliens: Salvación. Sacrificio (aavv; Norma): Norma reedita dos historias clásicas dentro de la saga Aliens, realizadas por autores de primera línea: Salvación está escrita por Dave Gibbons y dibujada por Mike Mignola; Sacrificio, por su parte, cuenta con un guión de Peter Milligan y dibujos de Paul Johnson.
Ambas historias comparten protagonistas con un punto en común, profesar la fe cristiana, si bien el tono de cada una es diferente. En Salvación predomina la acción, mientras que Sacrificio es más introspectiva, girando en torno a una crisis de fe unida a un dilema moral.
Lógicamente, el ritmo con que es contada cada historia varía: la primera comienza con una situación extrema que favorece que nos pongamos en la piel del protagonista, un superviviente de un naufragio estelar que se debe encargar de su capitán, malherido y delirante, y de paso arreglárselas para obtener sustento en un planeta virgen que les reserva una desagradable sorpresa. Con un comienzo como éste, la acción pronto acaba por precipitarse adquiriendo un ritmo verdaderamente endiablado que nos hace pasar página tras otra. El argumento quizás no sea excesivamente original que digamos, pero la historia está bien llevada y se lee muy bien, a lo que contribuyen los dibujitos del sr. Mignola, genial como siempre.
En Sacrificio la cosa comienza de forma parecida, con un accidente estelar donde sólo sobrevive una pasajera en esta ocasión, que inicio spoiler acaba resultando ser una sacerdote fin de spoiler, que entra en contacto con una comunidad de colonos hostigador por un individuo alien. La forma que tienen los pobladores de la colonia de mantener a raya a la bestia pronto crea un dilema de orden moral en la sacerdote que, al mismo tiempo, pasa por una profunda crisis de fe y se enfrenta a un hecho que acaeció en su pasado y que se relaciona con su situación actual, aspecto éste de la trama que desde mi punto de vista, aunque relacionado, actúa como una rémora que entorpece el desarrollo de la historia principal. Es más, Sacrificio no deja de ser una curiosidad dentro de la obra de Peter me gusta que mis personajes se coman el tarro Milligan, al tiempo que no me parece resuelta con efectividad. Hay algo que no me cuadra. Quizás sea el aspecto de la protagonista, una perfecta Juana de Arco; quizás es más el dibujo, muy realista con evidente documentación fotográfica; igual es que tan sólo me aburrió un poco. No sé.
Concluyendo, cualquier fan de alien disfrutará la lectura. Para el resto, casi tres cuartos de hora que os entretendrán y puede que os den algo que pensar sobre ese opio de primera que es la religión.