lunes, junio 12, 2006

Laura: el Daredevil de Guillem March

PRÓLOGO A LAURA DE GUILLEM MARCH
Ésta va por Lem...
De qué va Laura, desde mi punto de vista, no es lo importante. Es decir, cuando leo el Daredevil de Miller disfruto del recital de cómic que da el autor, su empleo del lenguaje de la historieta. El rollo ninja y Elektra me la traen floja. Con Laura me pasa lo mismo, aunque con la diferencia de que aquí la trama, la anécdota argumental, sí me interesa, pese a que como ya he dicho, no creo que sea lo importante.
Lo importante es escribir un cómic de estas características y que a excepción de un par de intercambios verbales concretos nada suene artificial.
Lo importante es ver un salto de calidad brutal en todos los sentidos con respecto a su obra anterior de idéntica temática (Sofia, Ana y Victoria).
Lo importante es que el dibujo ya se erige con un estilo totalmente propio y diferenciado, haciendo desaparecer las influencias de otros artistas de la vista del lector.
Lo importante es que, como creador, inventa visual y temáticamente un mundo propio, un entorno coherente en el que como en los mejores libros de ciencia ficción y fantasía el lector puede bucear en sus fondos e imaginar otras historias, similares o diferentes, a la que se nos está contando.
Lo importante es el uso del ordenador para dar textura, para maquetar, para diseñar, para contar y además hacerlo de forma tan extensa y continua y pese a ello conseguir que no desentone para nada con la línea de tinta.
Lo importante es que March lo hace TODO. Escribe, dibuja, colorea y diseña. Y además lo hace todo BIEN.
Lo importante es que compres Laura y que presencies en directo la evolución de su autor.Y recuerda que después de Daredevil vino Ronin. Y Dark Knight. Y Año Uno. Y...