viernes, noviembre 03, 2006

Sorpresa: Supreme Power Nighthawk

Lo de la sorpresa no deriva del tebeo en sí, ya que no es precisamente una maravilla, sino por el hecho de que yo lo haya leído. Después de soportar los doce primeros números del pastiche Miracle Man/Rising Stars que es Supreme Power y ver que lo poco que cuenta lo hubiera podido contar en uno solo me prometí no volver a leer ni la serie ni nada relacionado con ella.
Pero tenía un cuarto de hora muerto en el trabajo y un cuarto de hora es precisamente lo que tardé en leerlo. Y es un trabajo eficaz y competente que consigue algo difícil: que la lectura dure lo que debe durar, ni un minuto más ni uno menos. A mi me molesta perder una hora leyendo un cómic que se podría contar igual de bien o mejor en 20 minutos o ver una película de dos horas cuyo argumento se puede despachar en un episodio de una serie televisiva que dure una hora (anuncios incluidos).
Además de esta apreciación personal tan iluminadora que hará que vuestra vida cambie por completo, poco más que añadir: un Dillon tan buen narrador como siempre, un Way que imita al mejor Ennis (el que sabe estructurar, dialogar y contar una historia de forma entretenida) y aunque al principio el tono palabrotero y sádico del cómic choca un poco, acaba siendo coherente con el tono general del mismo.
Después de todo hablamos de un tebeo protagonizado por un Punisher racista, así que...