miércoles, marzo 29, 2006

Hellboy Jr

Hellboy Jr (Mike Mignola, Bill Wray et alii; Norma): Leo el encabezado de esta portada: Mike Mignola presenta Hellboy Junior. Y yo me pregunto...¿ por qué sale ahí Mike Mignola y no Bill Wray, guionista de la práctica totalidad de las historias que componen este volumen? Vale, me diréis, porque Hellboy Jr. es una invención de Mignola. Entonces...¿por qué de las quince historias incluídas en este tomo sólo en seis de ellas aparece Hellboy?
Corriendo un tupido a la par que estúpido velo, ante nosotros se despliega a lo largo de las diferentes historias cortas recogidas aquí, un ejemplo de lo que la enfermiza mente de Bill Wray es capaz de producir. Mini-relatos, a menudo casi anecdóticos, por donde desfilan personajes sacados de cartoons cometiendo todo tipo de tropelías, desde el asesinato con desmembramiento al incesto, todo ello abundando en un humor negro que participa de igual forma del absurdo y de la gratuidad, al tiempo que es el principal protagonista por encima de cualquier contenido, relegado al papel de mera excusa.
Recopilación irregular donde prima la mediocridad general, y donde tan sólo sobresalen a mi gusto alguna de las historias protagonizadas por el simpático cuernecitos que, sea todo dicho de paso ,al parecer su historia no guarda mucha relación que digamos con la de su homónimo adulto. Así, El diablo no fuma y Hellboy Jr tiene coche vendrían a resaltar dentro de un conjunto donde prima el mal gusto en líneas generales.
En el plano gráfico la heterogeneidad de estilos se corresponde necesariamente con la amplia selección de autores que participan con sus dibujos en la obra, aunque impera la caricatura. Mignola, como no podía ser de otra forma contribuye con tres historias, donde sorprende el tono cómico que le ha dado, no muy usual en su producción referida a Hellboy.
Por otro lado y al respecto de la edición, advertiros que gran parte de las historias centradas en Hellboy Jr ya las hemos visto publicadas previamente. Si no me equivoco, inédita tenéis la última, que enfrenta a nuestro protagonista con Hitler y la lanza del destino. Constatamos así como la mayor parte del material inédito es el referido a aquellas historias completamente desvinculadas de Hellboy Jr.
Concluyendo, una muestra de la enfermiza mente de Bill Wray, publicitada utilizando como reclamo la figura de Hellboy Jr. Irregular y, en líneas generales, bastante decepcionante. Para lectores con capacidad de reírse de cualquier cosa.