jueves, junio 16, 2005

Unos cuantos cómics buenos...

... o no.

CINEMA PANOPTICUM (Thomas Ott): historias con chiste final de resultados dispares (las mejores las dos primeras). El dibujo: personal, diferente, atrayente y brillante.
ULTIMATE ELEKTRA (Carey y Larroca): maquinal y burocrático como pocos y aún así superior a la primera miniserie con guión de Rucka. O eso creo. Tampoco es para devanarse los sesos intentando buscar diferencias.
CONAN LA LEYENDA (Busiek y Nord): se toma su tiempo para recontar las historias originales del bárbaro, pero el viaje merece la pena. El color tapa los muchos defectos del dibujante (aún así a años luz de su primeriza labor en el Daredevil de Kesel), haciendo que el apartado gráfico parezca más brillante de lo que realmente es.
LAS CRÓNICAS DE CONAN (Thomas y Smith): muy irregular, pero con algunas historias de fantasía que merecen bastante la pena. Smith no parece el mismo dibujante según el número que dibuja, pero cuando acierta tiene algunas imágenes, diseños o secuencias que son realmente espectaculares. ¿El recoloreado infográfico de esta edición? ¡Aaaaaaaaaaaaargh!
LA ZONA GRIS (Brunswick y Romita Jr.): bla, bla, bla. El cómic es un medio visual, amigo Brunswick. Y para leer una historieta decente de ángeles, demonios y limbos os recomiendo Midnight Nation o, incluso, el Hellcop de Casey.
LOS JÓVENES DIOSES (Barry Windsor-Smith): surrealista, aburrido, divertido, original... este artefacto artístico, que camina por la fina linea entre la diversión y la parida, no te dejará indiferente. Y que llorón es Barry Windsor-Smith, por amor de Dios.
RELOAD (Ellis y Gulacy): no sé si es mejor que Tokyo Storm Warning y MEK y, la verdad, no creo que merezca la pena darle muchas vueltas al asunto. Hay episodios de la desigual Global Frequency que están mejor que esta miniserie.
RED (Ellis y Hamner): lo mismo digo.
SHADE (Milligan y Bachalo): un tebeo original, interesante y que vale mucho la pena, con un Bachalo irreconocible. Y comprensible.
AVENTURAS DE BATMAN (Varios): no es la mejor encarnación de la serie de animación en cómic, pero aún así es un buen tebeo, mucho mejor que el Silencio o el Dark Victory de turno. Y el siguiente tomo es aún mejor.
KYLE BAKER CARTOONIST (Kyle Baker): leed las cinco primeros páginas. Si os divierten os hará gracia el resto. Si no... Lo mejor las lecciones de autodefensa del pequeño Ike. Y que conste que a mi Baker, dejando a un lado Por qué odio a Saturno, no me suele gustar mucho.
POWERLESS (Cherniss, Johnson y Gaydos): soso, soso, soso. La sorpresa final... después de tantas páginas de aburrimiento, como que da un poco igual, ¿no?
PUNISHER EN EL PRINCIPIO (Ennis y Larosa): una historia cruda y certera, que prescinde del humor gilipollas que Ennis había ido cultivando en la anterior singladura de la serie. No es el mejor Ennis, pero la historia está bien estructurada y se lee bien.
EL ESCAPISTA (Varios): un divertimento muy, muy menor. La premisa da para bastante más, pero las celebridades invitadas (incluyendo al propio Chabon, creador del personaje) se limitan a hacer historias de cumplir medianamente y punto.
ANVIL (Marc Viaplana): la historia está demasiado alargada y tanto el desarrollo argumental como la narración en viñetas son demasiado confusos.
EL CLUB STÉREO (Bourhis y Spiessert): entretenido. Gran análisis, ¿verdad? Divierte y... er... Mejor lo dejo.
PELEAS DE ENAMORADOS (Andy Watson): romance, superhéroes y un gato cabrón. Una mezcla original y divertida.
REMAINS (Niles y Dwyer): irregular, arrítmico, hinchado y repetitivo como un zombie. Vamos, como todo lo que escribe Niles. Y con todo es mucho mejor que su...
ÚLTIMO TREN A DEADSVILLE (Niles, Templesmith, Jones): que es una mierda pinchada en un palo (a estas alturas no me voy a inventar más tonterías que decir sobre las chorradas de Niles).
FINALS (Pfeiffer y Thompson): de factura más que correcta... pero te tiene que ir el tipo de humor negro que explotan los autores. A mi no me va, aunque supongo que ya lo imaginabais.
AIDP EL ALMA DE VENECIA (Varios): cinco historias que van desde lo mediocre a lo mínimamente decente. Y todas ellas tópicas hasta la médula. Si Hellboy no lo dibuja Mignola...
ESPADA DE DRÁCULA (Varios): diría que tiene nivel de fanzine, pero hay fanzines que son buenos. Un auténtico horror.
WHITEOUT MELT (Rucka y Lieber): eficaz y competente.