sábado, junio 25, 2005

Marvel Knights: 4F y Spidey

-MK: 4F 1: ¿Los cuatro fantásticos arruinados? ¿En el paro? No, si la idea no diré que no es original. Vale que debamos asumir que no vamos a leernos el típico cómic de superhéroes al uso, por mucho que en el título ponga 4F. Puedo aceptarlo e incluso contemplar la propuesta con simpatía. Si estuviera bien ejecutado, que no es el caso. Y es que no te puedes creer según qué cosas: Que se ningunee a los héroes que salvaron NY y el mundo no una sino en varias ocasiones; que el playboy de Johnny Storm no pueda conseguir ingresos de ningún tipo; que Ben aluda a la bronca que le va a caer por impedir un robo con violencia en mitad del descanso de su recién adquirido trabajo en la construcción. ¿Y qué decir de todas esas escenas en que pasa algo en un segundo plano al de la acción principal? ¿Que síiií, que ya sabemos que ese algo interferirá en lo que se nos está contando! Lo sabes en la primera escena y lo sabes en la tercera. ¿Por qué abusar de un recurso tan pueril? Además, por muy chungo que nos pinten la situación a la que se ha visto abocada la familia el resultado es que no te acabas creyendo prácticamente nada de lo que te estás leyendo. Una premisa original ejecutada torpemente y en torno a la cual se ha hecho toda una serie de superhéroes. Genial. En otro tiempo nos hubiéramos encontrado con un what if simpaticote de 24 páginas y yaxtá, todo el mundo tan contento.
Pero bueno, el cómic tiene momentos impagables. Así, Reed yendo a buscar a su hijo a la puerta del cole en lo que parece una fiesta de disfraces en toda regla, con un grupito de papás vestidos como si hubieran salido de un cuadro de época de principios del siglo XX entre los que brilla con luz propia el uniforme de los 4F. ¿Acaso Reed no tiene ropa de calle en su armario? Ah, claro, la excentricidad del genio. O Johnny, que para hablar con su agente no se le ocurre apagar sus llamas en toda su conversación, que por cierto discurre en mitad de un campo de golf. ¿Tan gilipollas es este tío? Joder, debería haber sido interpretado en la próxima peli de los 4F por Joey de Friends!! Más divertida, y posiblemente lo mejor del tebeo, es la escena en la que Sue ha de imponerse a sus alumnos en su recién conseguido trabajo como profe: También puedo hacer los objetos invisibles a voluntad, por ejemplo vuestros uniformes, con un solo pensamiento. Y dejaros desnudos. Delante de todos. Cosas como estas son las que hacen que casi te reconcilies con el tebeo. Casi.
MK: Spiderman 1: Más en la línea del cómic de superhéroes al uso se sitúa este tebeo firmado por un Mark Millar que, de momento, parece contenerse bastante. Yoyas con uno de los villanos clásicos del personaje, un recordatorio de lo ocurrido al trepamuros en relación a sus dos chicas favoritas, Mary Jane y su tía, y una situación límite para Peter que acaba en un cliffhanger en toda regla. Lo de siempre. Que sí, que se lee bien, cuando no están rajando de lo que ya sabes que ha pasado en la serie, momento que me pareció un poco coñazo. Pero en líneas generales el tebeo cumple.