sábado, junio 04, 2005

Remains

No me lo puedo creer: ¿Un cómic de Steve Niles que vale la pena leer? El de Remains es el típico argumento de terror donde una humanidad diezmada por un catástrofe apocalíptica debe luchar por sobrevivir en un mundo donde los zombies campan y devoran a sus anchas. Lo hemos visto repetido mil veces en cine, libros, cómics y videojuegos hasta llegar a hartarnos, por lo que cuando leemos algo que se sale de los tópicos o que al menos nos ofrece una vuelta de tuerca más no podemos más que parar un momento y decir...¡Hey! (que es más o menos lo que dije cuando empecé a encontrar elementos en este Remains que le proporcionan un poco de originalidad y vidilla al conjunto).
Gran parte de la gracia del tebeo reside en la pareja protagonista (ella una zorra de más que dudosa moralidad, él un capullo de pocas luces) que debe resisitir al embate de las legiones de no-muertos en un casino de Reno, Nevada. Y es que la relación existente entre ambos personajes, enmarcada en una situación como la que están viviendo no deja de proporcionarnos diversión asegurada a lo largo de todo el cómic. Añadamos que todos esos zombies que se agolpan en las calles no obedecen al prototipo, tan manido, que estamos acostumbrados a ver (y no digo qué les hace tan especiales a fin de no reventar parte de la gracia que tiene el tebeo). El ritmo con que se cuenta la historia es fluído, y creo poder afirmar que es capaz de engancharte de principio a final. Puro entretenimiento, que es de lo que se trata en un cómic de este tipo (así que olvidaos de reflexiones filosóficas rollo DellaMorte DellAmore, peli de la que ya os hablé hace unos días). Respecto al dibujo, de Kieron Dwyer, es más que aceptable, y acompaña a la perfección lo que se nos está contando.
Nah, que cuesta creer que un guionista como Steve Niles (capaz de grandes bodrios como 30 días de noche o Criminal macabre) pueda haber firmado este cómic.
Y si de poder pegas se trata, quizás el hecho de tener que pagar 11.95 euros. A ver, entendedme. El cómic lo vale, por supuesto (es una mini de cinco números, a color, recopilada en una edición que cuenta con introducción y biografías de los autores, con lo que Recerca ha encontrado un precio bastante ajustado a lo que está ofreciendo), y más si sóis devotos seguidores del género de terror. ¡Pero es que esas más de 100 páginas se leen a una velocidad endiablada, en consonancia con lo que se nos está contando! En resumidas cuentas, no sé qué demonios estáis haciendo, todos vosotros que flipásteis con el remake de Amanecer de los muertos y os partísteis el culo con Shaun of the Dead, que no os habéis comprado todavía este cómic. ¡Joder, devoradlo!