sábado, julio 01, 2006

Batman mensual 1

Batman mensual 1 (aavv; Planeta): Batman reaparece con material más o menos actual con esta primera entrega de lo que pretende ser su colección regular. Y es que el contenido del tomito que publica Planeta contiene cómics originalmente publicados hace más de dos años, diferencia respecto el mercado americano que, si no se hace nada por arreglarlo parece que continuará como hasta el momento para insatisfacción del malogrado fan de DC. Queda como esperanza la promesa de Jaime Rodríguez que apuntaba a la recopilación en tomo de los números que tuvieran que ver con crossovers, de forma que quizás de esta manera se podrían recortar ligeramente diferencias con Yankilandia.
Centrándonos un poco en los contenidos, deciros que la serie mensual incluye dos números de la serie quincenal Detective Comics, uno de la mensual Gotham Knights y otro de la también mensual Batman. Todas ellas sincronizadas. Casi 100 páginas por 5.95 euros.
Este primer número, en mi opinión, demuestra lo difícil que es guionizar a un personaje con tantos años de historia a la espalda como es Batman. Lo vemos en las tres primeras historias, donde se suceden argumentos que perfectamente hemos podido verlos con anterioridad, lógicamente no los mismos pero sí muy parecidos, lo que en parte supone que pasemos página tras página sin meternos especialmente en la historia. Oh-vaya-más-de-lo-mismo. ¿Os suena? Luego ya depende del guionista de turno que ese precisamente más de lo mismo pueda llegar a ser más o menos digerible. Winick lo intenta en Gotham Knights sin matarse mucho que digamos, y aunque puede clasificarse como mediocre, su historia supera los aburridos números de Detective Comics con que se abre el tomo de Planeta, el primero de los cuales cuenta únicamente con algo digno de destacar, que no es otra cosa que un Batman sobreactuado que no duda en tirar a un camello por una ventana y sobrarse con una nueva Batgirl. Desconcertante.
Afortunadamente, el número de Batman que cierra el tomo nos presenta una trama de conspiración, quizás un poco cogida por los pelos, o al menos eso parece en este primer número, pero que plantea diversas incógnitas que unidas a la presencia de villanos típicos de Batman anima un poco la lectura. Y es que tampoco se ve a un Joker tristón todos los días! No es ninguna maravilla, pero por comparación lo cierto es que sale bastante bien parada.
Un problema, quizás, se puede abrir a posibles nuevos lectores, atribuíble a la falta de artículos que pudieran informar, al menos por encima, de las novedades acaecidas en la vida y el entorno en el que se mueve nuestro murciélago favorito. Una puesta en situación que serviría para entender muchos detalles que bien pueden pasar por alto al recién llegado. Y es que la edición de Planeta deja bastante que desear a este respecto. Nada. Sólo los cómics. Ni portadas, ya puestos. ¡Ni publicidad de otros productos suyos relacionados con el personaje! Ésto es ya para fliparlo. Aquí pasa algo. Digno caso para nuestro detective.