lunes, julio 24, 2006

Akameshi 1. Colección Valhalla

Akameshi 1: El canto de la mar (Giovanni Gualdoni, Stefano Turconi; Recerca): Serie elegida por los chicos de Recerca para inaugurar Valhalla, su nueva colección dedicada a la fantasía y que a partir de ahora complementará a su hermana HAL, publicada por la misma editorial y centrada en la ciencia ficción.
Y no podían haber elegido mejor.
Akameshi se compone de dos álbumes originalmente publicados por Soleil Productions, y se halla ambientada en un Japón medieval con componente fantástico donde tiene cabida la inclusión de seres legendarios y mitológicos de dicha tradición oriental. La historia de este primer número nos presenta un encargo que tiene que acometer Akameshi, la protagonista del cómic, una experimentada asesina de la que apenas conocemos algo. Sólo que viaja con un curioso monje y que el mismísimo dios del viento, aquí representado como una enorme bestia peluda, parece dedicarse a seguirla y protegerla. Por lo que respecta a su misión, no podía ser más ambiciosa, acabar con la vida de otra divinidad, esta vez acuática, y que mantiene bajo su maligna influencia a todo un pueblo costero.
La historia está bien contada, al menos lo suficientemente como para resultar bastante entretenida. Cierto que al principio puede desorientar un poco al lector el hecho de no saber nada acerca de los protagonistas, pero poco a poco esa sensación disminuye a medida que la historia se va desarrollando ante nuestros ojos. Un acierto del cómic es el constatar que suceden un montón de cosas no por ello resultando la lectura confusa. Por otro lado, el ritmo narrativo es adecuado.
Otro aspecto que vendría a destacar por encima de los comentados, es el dibujo, donde uno de los dibujantes de la famosa serie juvenil Witch evidencia una clara influencia de otro ámbito como es el de la animación, como no podría ser de otra forma si consideramos que estuvo en la Academia Disney Italia; es más, echar un vistazo a las páginas del cómic nos puede recordar perfectamente una película de la Disney: Mulan. Efectivamente, el dibujo es realmente bueno, y la narración es bastante efectiva en líneas generales. Ayuda el que Turconi se haya documentado en multitud de aspectos del Japón medieval, algo que se pone de relieve desde el vestuario hasta en los escenarios, donde destacaríamos tanto los exteriores como los interiores del pueblo costero que aparece en el cómic. Finalmente, el color, atenuado, que también pone el mismo dibujante, ayuda a completar una satisfactoria sensación visual.
Para finalizar, deciros que el cómic se encuentra disponible tanto en castellano como en catalán, variando la portada. Y el precio, sólo 3.50 euros, tendría que haceros decidir comprar el cómic a poco que os guste el género fantástico o la ambientación japonesa.