martes, mayo 30, 2006

Las Arenas del tiempo 1: La momia sin ojos

Las Arenas del tiempo 1: La momia sin ojos (Machuca, Díaz, Naranjo; Dibbuks): Hoy voy de escueto, siguiendo la que igual acaba imponiéndose como una norma más, personal e intransferible, aplicable a aquellos cómics que no se merecen más tiempo que el que he tardado en leérmelos. Y es que la historia que nos presentan en este álbum me ha dejado de lo más destemplado.
Un misterio que desentrañar, la del hallazgo de una momia sin ojos. Dos periodos temporales interconectados, no sólo en el guión sino también en la narración de la acción, característica que se acentúa en las últimas páginas. Una ambientación atractiva sí, aunando el Egipto de los años 30 y el antiguo, pero...¿y qué? Cuanto todo parece quedarse en un dibujo bonito y en un entorno sugerente la sensación final que reporta la lectura de cualquier tebeo, por lo que a mí respecta, deja bastante que desear. No sólo es que la historia no sólo no me dijo nada, sino que además se sumó un final a mi gusto poco creíble, en tanto se suceden una serie de actos de una supuesta gravedad y crudeza que, paradójicamente, no parecen afectar a aquellos personajes que los contemplan directamente, a lo que se suma una superposición de componentes aparentemente contrarios como son tragedia y comedia y que, en este caso, chirría bastante. Añadir que, aunque la lectura no resulta realmente aburrida, por mucho que haya momentos que parezcan no aportar gran cosa a la trama, al final y en mi opinión se queda prácticamente en nada. Para leer y olvidar.