miércoles, enero 04, 2006

Un año

A veces conviene echar un buen vistazo a nuestros ombligos, y ésta es una de esas ocasiones.
Y es que hace ahora un año que este blog está activo.
Uah, I can't believe it!
Para los profanos o recién llegados, tan sólo comentaros que en estos meses hemos ido colgando desde reseñas a noticias más o menos absurdas sobre este vuestro mundo del cómic, estas últimas reivindicando nuestra calidad de frikis redomados.
Y ya para todos vosotros, afirmar que continuaremos en nuestra cabezonería de seguir reseñando todo tipo de cómic y dando el cante cuando se tercie. Ya sabéis, los buenos propósitos de comienzo de año y todo eso.
En otro orden de cosas, varias son las cosas que han ido acaeciendo por este vuestro libro desde su primera página escrita.
La más importante, por encima de cambios de imagen y demás, la reciente partida de uno de nuestros colaboradores, Voltorine, el que propuso ni más ni menos que el título de este blog (y menos mal que no mentó la posibilidad de llamarlo El Ojo de Agamoto, que ya me veo la sorna que hubiéramos arrastrado todo este tiempo). En fin, tan sólo desear que su ausencia sea sólo temporal y que pronto esté de vuelta con el equipo. Tío, ya sabes lo que decían en aquella peli, El Jinete Pálido: Vuelve Predicador! Te queremos Predicador!
Por otro lado, agradecer a Álvaro, de La Cárcel de Papel, el que oficiara un poco de padrino en nuestro debut, colgando en su página una reseña de este blog. Y a los chicos de Adlo, que le echaron un cable a Rafa con los problemas técnicos que tuvimos a poco de empezar. Y ya puestos, a ese invento llamado Tebelogs que tanto ha hecho por publicitar y difundir este rinconcito de la blog(o)esfera centrada en el mundillo comiquero.
Y ya para acabar, dar las gracias a todos los que se han pasado por este libro, han dejado sus comentarios o nos han apoyado en vivo y en directo a lo largo de este primer año de vida.
Y olvidad lo que he dicho de continuar este 2006. ¡Vamos a ir a más!