domingo, marzo 13, 2005

Lazin' on a Sunday afternoon

Acabo de descubrir la radio por internet. Sip, en efecto, vaaaya descubrimiento el del capullo este! Well, de hecho no ha sido ni descubrimiento, mi compi de piso ha sido el que me ha abierto los ojos. O sea, mérito= cero.
Virgin Radio Classic Rock. No es tan rockera como vende su nombre, pero ya me sirve para amenizar esta tarde perra-perra de domingo [joder,toma ese riff de Boston!]
¿Alguna vez os habéis preguntado si el hecho de haber contado con poco humor pa leeros algo ha podido suponer el que os perdáis una obra maestra del cómic? Imaginad leyéndoos Watchmen a desgana, cansados y medio dormidos [hósti, los Jefferson Airplane!]. Igual hasta acababa pareciéndoos un coñazo, no sé. Todo ésto a modo de introducción al hecho de haberme leído ayer, en condiciones poco apropiadas pa leer nada que no sea el listado de pizzas de tu local favorito, un nuevo manga seinen que Panini ha sacado esta semana, D'V, de la editorial japonesa Kodansha.
¿Resultado? Manga de ciencia-ficción que compararía con algunas de las cosillas a las que nos tiene acostumbrados Masamune Ghost in the shell Shirow, tanto a nivel de argumento como de ejecución, ya que el dibujo de su autor, Takuya Fujima, se parece bastante. Y claro, quien compara con Shirow no puede saltarse lo de la narración confusa, en parte derivada del dibujo recargado. Ningún problema si estáis acostumbrados a este estilo. Lo cual no es mi caso. En cuanto a la historia, me resultó aburrida y que podía haber sido contada de forma mucho más sencilla de lo que se hace (porque si el argumento ni es complicado ni menos enrevesado..¿pa qué liar las cosas? ¡este chico debió de flipar con la segunda y la tercera de Matrix!). Vamos, que no me gustó. Claro que si sóis fans del señor Shirow, de las chicas (sorry, androides) ligeritas de ropa and all that jazz no estaría de más que le echárais un vistazo. Puede que os guste. Además, recordad, ayer yo no estaba muy por la labor.
Afortunadamente me he desquitado hoy leyéndome el Uzumaki 5. Más de lo mismo (ya le dediqué un artículo llegado a su ecuador: mirad los archives), sólo que de repente se ha ganado en coherencia: las historias ahora se suceden cronológicamente como un todo argumental, haciéndose referencia a hechos que ya leímos hace tiempo. Kirie sigue sin estar loca, pero bué, eso ya sería pedir demasiado. Veremos cómo acaba todo el mes que viene, porque todavía estoy esperando una explicación (tchk-tchk...¿quién diría que reverencio a David Lynch?).
Mientras, permitidme seguir sin comer una caracolada.