miércoles, marzo 09, 2005

Imitación de post en re menor

Sapristi.
Vaya semana. Y éso que hace tan sólo 49 minutos que hemos entrado en el miércoles.
Si el lunes iniciaba uno de esos posts Hate-Mondays (Happy Mondays? Joder, esos tíos que estaban realmente mal!), y me disponía a contaros lo gratificantes que habían resultado un puñado de lecturas de ésas condenadas al ostracismo (de forma inconsciente e injustificada), en medio de la perrería inherente a un domingo cualquiera introducido por una leve resaca que me acompañó en mi tardío despertar y amenizado con los deberes típicos del sacrosanto descanso semanal (léase el consiguiente sacrificio humano al ente primigenio que habita en mi cocina después de seis días de actividad culinaria febril, coladas y planchados propios de regimiento,etc-etc-etc)...
Sorry.
Como os iba diciendo, os iba a hablar de lo que me habían parecido un par de lecturas (and the winners were: Maison Ikkoku y Y The Last Man). Y de paso, recuperar una de las mejores escenas que recuerdo de un cómic:
Actuación teatral universitaria. Una bailarina desnuda pone en práctica su arte entre una muchedumbre de enlutadas e inexpresivas animadoras-tipo-USA. La libertad ante la represión del sistema. Fugaz ilusión abocada al más completo fracaso. Terrible. Me cuesta reponerme de la imagen y de su espantoso significado. El lugar: Novia por correo, la novela gráfica de Mark Kalesniko publicada por Ponent Mon. Una lectura para recuperar (si aún te queda estómago para volver a mirar al vacío). Impactante y desoladora.
A eso le sigue el lunes. Odiado lunes. Las páginas sobre nuestro medio, el cómic, saltan con una noticia bomba: Norma ha perdido los derechos de publicación del material DC y Vertigo. Se apunta la posibilidad de que Planeta se haya llevado el gato al agua. Ninguna de las partes emite comunicado oficial alguno. Otras páginas apuntan a que los derechos están en el aire. Otras se limitan a decir que todo ha sido un fake.
Y empiezan a sucederse las hipótesis.
El martes Norma emite un comunicado oficial. Confirmada la pérdida de derechos. Se avanzan sus últimas novedades a salir a final de mes: una auténtica traca fin de fiesta, digna culminación de lo que habían sido los meses previos. Qué huevos.
Con todo el teléfono no para de sonar.
Intentas recobrarte de todo (ayuda tener una tarde de esas intensas en el trabajo) visionando Shaun of the Dead (traducida aquí por Zombies Party). Sobre cómo recuperar a tu novia el mismo día que han elegido los muertos para levantarse y echarse a andar. Divertidísima comedia con sombis de por medio. ¿A qué esperáis? ¡Id a vuestro videoclub y alquiladla, si es que la tienen! (Yo me tuve que patear un par hasta encontrarla).
Pero al final, antes de acostarme, cometo el error de entrar en el jodido mundo real dando una rápida pasada por encima de las principales páginas comiqueras. Y se me quitan las ganas de hablar de Maison, Yorick y Amelio.
En fin, que me voy al sobre, que el día de ayer ya duró demasiado y hoy se presenta borrascoso.
[A mis compis de blog: perdonad por la divagación del post]