miércoles, marzo 16, 2005

Adaptaciones que asustan

No hay quien nos entienda.
A los lectores de cómic, me refiero. Generalizando, claro, que habrá gente para todo.
Me explico: por un lado, tenemos unas ansias descomunales de ver a nuestros personajes favoritos en la gran pantalla, pero por otro, como la visión del personaje que realiza el encargado del diseño de producción de la película no nos convence (porque, afrontémoslo, nunca estamos conformes) somos los primeros que criticamos estas adaptaciones.
Aún así, hay distinciones. Es decir, pongamos por ejemplo Los Cuatro Fantásticos y Batman Begins. Sí, es difícil ponerlas a la misma altura cuando una está protagonizada por Ioan Gruffud, Jessica Alba, Michael Chiklis, Chris Evans y Julian MacMahon (si os suena algún nombre, enhorabuena... y Jessica Alba no cuenta) y la otra la protagonizan Christian Bale, Michael Caine, Liam Neeson, Morgan Freeman, Gary Oldman y Ken Watanabe, por nombrar sólo algunos (por si lo dudáis, la primera lista de actores pertenece a la peli de los 4F y la segunda a la de Batman). Pero los personajes estarían, por así decirlo, al mismo nivel. A pesar de que Batman sea más conocido que la Primera Familia de la Marvel.
El resultado de ambas películas puede preocupar más o menos, dependiendo de lo implicados que estemos con los personajes, pero hay otras adaptaciones que provocan auténtico terror en los aficionados. Y esas adaptaciones suelen tener dos palabras en común: Alan Moore. Quien haya visto la adaptación de From Hell o de La Liga de los Hombres Extraordinarios sabe a qué me refiero, pero es que lo que se nos viene encima roza el sacrilegio para un gran número de fans: ¡Están adaptando V de Vendetta y Watchmen!

Por supuesto, todos lo hemos soñado alguna vez. Yo mismo reconozco que si veo en pantalla el monólogo de V con la estatua de la Justicia tendré lo más similar un orgasmo que haya podido tener en el cine, pero... qué miedo, ¿no? ¿De verdad se pueden adaptar?
Personalmente, considero más adaptable V de Vendetta que Watchmen, porque por muchos detalles que haya en V, estos son más fácilmente obviables en vista a resumir la obra para condensarla en las 2 o 3 horas (como mucho) que pueda durar el film. En Watchmen todos los detalles pesan mucho más, y hay muchos detalles que se necesitan para comprender el todo, pero, eh, para algo están los guionistas, ¿no? (escalofrío)
Para ver si quitamos un poco ese miedo (o nos metemos un poco más de miedo en el cuerpo, depende), vayamos con los detalles de una de ellas: Empecemos por V de Vendetta, que para algo es mi cómic favorito. Además, apenas sí hay información de la adaptación de Watchmen,de momento.
V de Vendetta se rodará en breve en Berlín (si no ha empezado ya el rodaje) a las órdenes de James McTeigue, con los hermanos Wachowski y Joel Silver produciendo, y protgonizada por James Purefoy como V y Natalie Portman como Evey. Ah, y dicen que Stephen Rea estará por ahí, en algún papel, pero ignoro en cual. La pregunta que mucha gente se hace al respecto de esta película es: ¿la suavizarán? Es decir, los protagonistas pueden ser luchadores por la libertad, pero, según se mire, fácilmente podrían ser terroristas. ¿Hay sitio para una película así en la América post-11S? Para contestar a esa pregunta está la propia Natalie Portman, a la que se le preguntó algo similar en la rueda de prensa de presentación de la película:
“Esta película trata sobre el poder del pueblo para jugar un papel activo cuando el gobierno no se ocupa de él; el pueblo tiene el derecho a rebelarse, a hacer que se escuchen sus opiniones.” En cuanto, a si el personaje es o no una terrorista: “Ésa es una de las grandes preguntas que esta película incita a hacerse y a debatir”.
Natalie Portman en la rueda de prensa

Por tanto, en el caso de que hayan suavizado el tema, al menos no lo han eliminado por completo.
Otra de las preguntas que yo me hacía era si conseguirían que el actor que interpreta a V no se quite la máscara. Recordemos cuán fácil era para Peter Parker desprenderse de ella, por ejemplo, y seguro que ese tipo de cosas muchas veces lo imponen los contratos con los mismos actores (“Vale, llevaré máscara, pero se me tiene que ver la cara en un 75% de los planos”). V corría el riesgo de padecer algo así. Pero en el caso de V, es importante que nunca le veamos la cara. Siempre debemos poder pensar que podría ser cualquiera, porque es, de hecho, la voz del pueblo. Una voz cualquiera.
En fin, ¿qué se hará al respecto? Pues, afortunadamente, el propio actor James Purefoy habló de ello: no le veremos la cara en toda la película. A nosotros nos alegra la película y encima para él es un reto interesante interpretar sin que se le vea la expresión de la cara. Todos contentos, entonces.
James Purefoy, el V fílmico

Otros detalles de la película confirmados por Natalie (permitidme que le llame Natalie): tendrá que raparse el pelo y perder peso para cierta parte de la película. Quien haya leído el cómic ya sabe por dónde voy. Me alegra que también mantengan esa parte. Y espero que no la suavicen.
Sabemos lo que mantienen, pero, ¿qué cambiarán?
Yo sigo teniendo miedo. No tanto, es cierto, pero, hey, soy un lector de cómics: Nunca me doy por satisfecho.