martes, junio 02, 2009

ENTREVISTA A DAVID LÓPEZ Y CONVERSACIÓN EN EL SEGUNDO COMIC NOSTRUM PALMA DE MALLORCA

David López es un dibujante, al que conocía principalmente por Fallen Angel que me fascinó y por Espiral, un cómic suyo muy original.

La entrevista se realizó en el escenario del patio de la Misericòrdia. La duración fue aproximádamente de 45 minutos, más el tiempo de las preguntas. Asistí y tomé apuntes pero alguna parte no me quedó clara y para no llevar a equivocaciones será resaltado en rojo.

David López es una persona divertida y con humor. Al final de la entrevista se puso a dar palmas y a cantar flamenco, el escenario eran dos sillas, un micrófono de pie y parecía un tablao flamenco, produciendo carcajadas en el público por la sorpresa.

ENTREVISTA

P: ¿Cómo empezaste a dibujar?
DL: Empecé de pequeño, poco a poco y me gustaba experimentar con el dibujo. Espiral es un poco de eso. Empecé haciendo cosas para el fanzine 450, también contacté con Hernán Migoya redactor de la Cúpula y hablamos de hacer Books con formato underground.

P: Hiciste de todo. Recuerdo cierto cómic con frutas: frutagirl (risas entrevistador)
DL: Si (risas López). Era un proyecto de frutas y hortalizas para la Comunidad Autónoma de Aragón para fomentar la comida sana entre los más pequeños, Era un trabajo alimenticio (risas López). Tenía que estar al pie del cañon y hacer muchos trabajos para llegar donde quería.

P: ¿Cómo llegaste al mercado americano?
DL: Primero entra un dedo del pie, después la pierna y por último todo el cuerpo. Entré gracias a Bobbie Chase que me dio trabajo. Igual que a Pulido y los dos somos canarios (risas López).
Todo empezó con David Macho, que era representante de muchos dibujantes españoles. En el mercado americano estaban Javier Pulido, Marcos Martín y que iban abriendo el camino. David tenía que irse a Estados Unidos y le llevé un book en el último momento con algunas cosas de Espiral, también páginas y bocetos. Seguro que en el avión cuando lo abrió pensó: ¿cómo narices voy a vender esto a los americanos?. Mi estilo no era muy superheroico.
A Bobbie Chase le interesaron mis dibujos y quería hacer un proyecto parecido al que hice en España: dos chicas que viven juntas en un piso. A mi me gustaba dibujar chicas y esas situaciones (risas López). Pero el proyecto no pudo ser y Bobbie Chase dejo de ser editora.

P: ¿Qué fuiste haciendo?
DL: Hice muchos one-shots y series menores. Lo importante era ir cumpliendo y además con las personas que trabajé me iban explicando todo.

P:¿Era difícil trabajar con los estadounidenses y compenetrarse?
DL: Me salvaba distanciarme; hacía el trabajo, lo entregaba y después me hacían la crítica o sugerencia.

P: Para DC ¿qué empezaste a hacer?
DL: Un número de JLA Adventures y otro de Batman.

P: Pasas a Fallen Angel una serie con derechos de autor.
DL: Me sorprendió porque eso no era muy normal. Yo venía de hacer Espiral y otras cosas.
En DC antes me dijeron hacer un proyecto tipo Sexo en Nueva York: ciudad y chicas y sería uno de los guionistas de la serie de televisión. Me encantaba porque era volver a hacer lo que hacía en España, pero no pudo ser, porque el guionista estaba muy ocupado con la serie de televisión.
Dc me ofreció contrato y con derechos de autor para Fallen Angel junto el guionista Peter David. Empezaba desde el techo: una serie con derechos de autor . Los siete primeros números vendieron bien y fueron bienvenidos por el público y con buenas críticas. Mi dibujo tuvo errores al principio (risas López) y durante los veinte números que duró la serie, pero fui mejorando.
Pulido y yo también estamos relacionados por Nacho Castro, un editor que sabe mucho. Sabía qué decir para aprender y ayudar a forjar un estilo.

P: ¿Cómo pasaste a dibujar Catwoman?
DL: Nacho Castro pasó a ser editor de Catwoman y me llamó. Estaba en la misma colección donde Javier Pulido dibujó unos números (risas López por las conexiones entre los dos: canarios, Bobbie Chase y Catwoman).

P: ¿Cómo afrontaste la nueva colección?
DL: Después de Fallen Angel fue difícil adaptarme de un control creativo y con derechos de autor a una serie con cánones establecidos. Era como una flor en el culo(risas López): has de hacerte cargo de la herencia, intentar mantener al principio cierto estilo para contentar a los lectores que estaban en la colección y ya después ir poniendo tu estilo.
Era un principiante cuando la historia se puso interesante con la maternidad. Selina es un icono sexual (risas López) y pasaba a ser madre. Tuve que esforzarme para que fuera creíble.

P: ¿Metieron crossovers en la colección?
DL: Si, uno era con las amazonas que atacaban Washington. Es el problema con los crossovers pero el guionista consiguió coger todo eso y contar algo interesante.

P:Catwoman fue cancelada pero siempre se ha reinventado a sí misma como la llegada de Brubaker. ¿Volverías a hacer una serie regular con ella? ¿Querrías tener más control?
DL: Me encantaría volver con el personaje pero no como serie regular sinó como miniserie. Una Catwoman Año Uno.

P: Esa ya se hizo y creo que había otra.
DL: Ah (risas López). O algo parecido al proyecto Catwoman si vas a Roma.

P: ¿Cómo es dibujar una colección si no conoces los estilos, los personajes? ¿Hay directrices editoriales?
DL: Hacer cómics no es dibujar sinó contar historias. Cuando hay lazos emocionales con superheroes se queda en ti.
En el cómic se tiene que entender que hace el personaje y comprenderlo. Actualmente estoy haciendo The Reunion con Ojo de Halcón , un arquero de Marvel, que ha recuperado a su esposa Pájaro Burlón que murió quince años antes; en el Universo Marvel sólo han pasado cinco años, y hay que conseguir transmitir emociones. Has de sentir al personaje para que el dibujo transmita.
Cuando empecé a dibujar me interesaba dibujar más que las proporciones ylos trajes, las historias. Ahora les doy importancia, aunque Miller no era un dibujante académico pero transmitía bien.
Tuve que coger la historia, desentrañar sus emociones y sentirlas. En Avilés mientras dibujaba daba la impresión que cantaba y ponía caras. Pero en este trabajo estás mucho tiempo trabajando y has de exteriorizarlo.

P: ¿Es difícil trabajar en el mercado americano?
DL: Es complicado. Ellos tienen claro todo y son profesionales. Saben qué producto hacer. Cuanto más adultos son los lectores más quieren historias adultas, pero superhéroes están dirigidos a preadolescentes o postadolescentes de catorce a veinte años. Después están los que seguimos comprando cómics después de esas edades (risas López).
Un ejemplo: Ojo de Halcón tiene un arco y lanza flechas. Si le atacan es normal que flechas maten a los malos pero el guión dice que no puede matar pero si herir. Dibujo una escena en la cual Ojo de Halcon desarma a uno con una flecha que se clava en la mano. Recibo una notita del editor (risas López) y me dice: “a mí me gusta, pero no creo que para un niño de doce años sea correcto”.
Hay muchos standars: Deadman está muerto y es superhéroe (risas López). Otra vez dibujé a una monja realista: mayor y con pelusilla en el labio y... notita del editor (risas López) y me decía que la hiciera más guapa. Tienes que asumir esos estandars: los chicos son guapos y cachas, las mujeres están muy buenas. Es muy raro que después de 70 años de historias sólo hayan matado a seis malos muy malos ¿no? (risas López).

P:¿Qué otras cosas te chocan?
DL:El entintado. En Avilés con el dibujante Benoit hablamos y teníamos un entintador que nos cambiaba mucho. No funciona con entintador americano porque utilizan la mancha de tinta y nosotros nos basamos sobretodo en la línea.
También es difícil el trabajo de documentación porque si no te gusta o no lo conoces has de aprender. Si te encargan dibujar a Mapache Cohete has de hacerlo.

P: Llevas ocho años dibujando cómics ¿te apetece hacer cosas por ti mismo?
DL: Hombre, saqué un álbum en 2008. He de comer y no puedo permitirme abandonar los cómics americanos. Voy haciendo mis cosas. Poder vivir de esto me permite ir haciendo un álbum poco a poco y si me lo publican me irán pagando algo. Si no eres un superartista con mucho público no te puedes permitir dedicarte exclusivamente a un proyecto. Si viene el casero a cobrar el alquiler y le dices que estás con un proyecto personal que venderá mucho seguirá queriendo cobrarte el alquiler (risas López).
Yo hago cómics porque me gustan. Hay gente que le gustan los superhéroes y hacen muchos y otros que no les gustan pero lo hacen por dinero. A mí su me gustan.

P: ¿Qué diferencias ves entre el mercado americano y el europeo?
DL: El cómic americano me permite sin ser famoso llegar a 107.000 lectores. Creo que se mitifica la libertad del cómic europeo. Hay editor que sabe del mercado y te pide cambios en el dibujo: poner más escote o el planteamiento: más escenarios....
Ha habido Watchmen, Batman Dark Knight. Sinestro Corps es muy superhéroes y no es muy novedoso pero está bien hecho. Los Ultimates de Millar y Hitch: la temática y las historias adultas, ese Capitán América fuera de su tiempo y el abrazo con su amigo ya anciano...
El único límite de los cómics americanos es que haya pijamas (risas López).

P: ¿Qué proyectos actuales tienes y cómo ves tu carrera y el trabajo en equipo?
DL: No quiero dejar superhéroes sin hacer Spider-man o Batman. Ahora estoy trabajando con un buen entintador Álvaro y el colorista Rudoni que hace un uso espectacular del color y da un resultado a mis lápices que no me esperaba.
Aprender a trabajar en equipo es bueno. Fastidia que a veces tu trabajo se estropee por entintadores: éste tío que le ha hecho a mis lápices, con las horas que me tiré con esa página. Pero tiendo a ponerme en el lugar del otro,comprender que todos somos humanos y podemos equivocarnos y así perdonar.
Hay que sacar lo mejor de uno mismo y dejárselo fácil a la otra persona. Hay cosas que no puedes hacer por límites editoriales y de tiempo pero algún día los haré.

PREGUNTAS PÚBLICO

P: ¿Qué diferencia hay en trabajar con un agente o hacerlo sin él?
DL: Depende del agente, el acuerda con la forma de trabajar y de ti. Te permite dibujar y olvidarte de qué harás después de acabar tus cómics porque el agente se ocupa de todo y te lo busca.
La ventaja de no tener agente es que no has de pagar (risas López) y haces lo que quieres. Pero con agente tienes la tranquilidad de qué harás mañana y no preocuparte de tener que gestionar todo.
A él le puedes llamar diciendo ¿DÓNDE ESTÁ MI DINERO? Que aún no me ha llegado el cheque (risas López), te prepara facturas y procura que no cobres tarde, por la cuenta que le tiene.

P: ¿Cómo cambias de colección?¿Y si quieres hacer un superhéroe concreto?
DL: Antes se lo decía al agente y él se movía. Ahora que estoy solo cuando acabo un proyecto hablo con la gente para tener el mail y poder preguntar yo mismo al editor de Spider-man.
Soy una persona conciliadora y lo intento. He de decirle a mi editora Jeanine que quiero hacer tal colección o número y prometer que volveré (risas López) .
Si algún día consigo contactar con el editor de Spider-man intentaré convencer a la editora para que me de tiempo. Además es trabajar para una franquicia y el editor es el señor encargado de dar rumbo. Las franquicias son potentes y el objetivo es dar una rentabilidad. No te van a decir venga hazlo, tienes que convencerlo.
Estuve treinta meses en Catwoman y el editor valoraba no tener que llamar por las fechas de entrega. Te comprometes y ellos lo valoran y te conocen. Por eso es difícil que entre alguien nuevo:
puedes hacerlo muy bien tú solo con tus historias pero a ellos les interesa saber si puedes trabajar en equipo como una cadena de montaje porque es muy diferente.

P: ¿Y si no te da tiempo a acabar?
DL: Lo normal es recibir el guión pronto porque el guionista quiere comer (risas López) entrega a tiempo y tú tienes uno o dos meses para hacerlo. Si el señor tarda intentas ir rápido porque la máquina no se para. Si se entrega el día catorce y no puedes se ponen otros dibujantes para acabarlo a tiempo. Lo ideal sería un equipo perfecto y compenetrado.

CONVERSACIÓN CON LÓPEZ

Después de la entrevista fui a hablar con David López para ver si podía firmarme Fallen Angel que es una serie que me encantaba por su dibujo y al final me hizo un dibujo.

Al principio le traté de usted y me dijo que no hacía falta. Le comenté cómo me había impresionado Espiral tanto por historia como por dibujo y su originalidad. Él me dijo que el álbum que había sacado el año pasado incluía esa historia, más otras que había ido haciendo.

Le pregunté si había pensado hacer un proyecto para Francia como Roger y Raulé de Jazz Maynard. Me contestó que había estado en la anterior Fira Còmic Nostrum y que esos proyectos los hará cuando tenga tiempo y finalice sus trabajos. Lo mismo pasaba con Spider-man y le comenté que había una colección llamada Amazing Spider-man Family donde había diversas historias como Spider-girl de Tom DeFalco y me dijo que ahora Amazing Spider-man era la única serie regular y tenía diferentes equipos creativos y le interesaría trabajar en un arco.

Le comenté que leí el prólogo de The Reunion en el especial Dark Reign New Nation y que el uso del color daba a sus lápices un tono especial interesante. Me dijo que debía salir este año con Panini en un tomo y que en Estados Unidos estaba a punto de acabar.

Mientras hablábamos me preguntó qué dibujo me gustaría y le pedí Fallen Angel. Fue increíble ver el proceso porque lo hizo con rotuladores directamente, que nunca había visto en directo. Primero empezó con un rotulador naranja, después uno negro y por último con un bolígrafo profesional terminó los detalles de la cara y el pelo.

Le agradecí mucho el dibujo y tengo ganas de leer The Reunion cuando salga en España.

6 comentarios: