viernes, abril 25, 2008

La segunda película de superhéroes de Nicolas Cage




No. No me estoy refieriendo a Ghost Rider 2, la cual sinceramente creo que nunca llegará a realizarse. El bueno de Nic sólo quería ver cumplido su sueño de interpretar a un héroe de cómic oficial. Ya lo ha conseguido. Pero eso no significa que Cage no pueda hacer más pelis de superhéroes y esta es una de ellas: NEXT.


La película cuenta la historia de Cris Johnson, un don nadie, un mutante, que tiene el poder de ver dos minutos en el futuro. Cris utiliza su poder para ganarse la vida como mago en una sala de fiestas de Las Vegas. También se gana un dinero extra jugando a las cartas en el Casino. Cómo no, utiliza su poder para ganar en el juego. La única excepción a su poder (ver sólo dos minutos en el futuro) son las visiones contínuas que tiene de una bella joven (a la que debe sacar unos veinte años) a la cual sabe que encontrará a una hora concreta en un lugar concreto en un futuro no definido. Por ese motivo cada día se presenta en ese lugar esperando a esa joven, que nunca se presenta.

No tiene grandes planes en la vida, ni una misión definida. Simplemente pasa los días y espera encontrar a su amada. No quiere servir al Gobierno, ni ser una rata de laboratorio, ni convertirse en un héroe.

En su camino, se cruza Callis Ferris, una agente del FBI, trasunta de Clarice Starling versión "Hannibal"(interpreta el personaje la misma actriz y lo hace igual que en aquella peli, Julianne Moore), cuya intención es reclutarle para salvar a su país de una amenaza terrorista nuclear en ciernes.


Como todo superhéroe que se tercie, Cris intentará vivir una vida normal junto a la mujer que ama, huir de su destino, pero es imposible, porque él ha nacido con un don, y un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Cage pone las mismas caras de siempre de no entender qué es lo que está pasando o porqué está ahí. La peli es totalmente comercial y poco tiene que ver con el relato de Philip K. Dick en el que se dice basarse (The Golden Man). Esperaba algo muy malo, pero me encontré con un par de ideas interesantes y giros inesperados que me gustaron.

Sólo faltó que en la escena final, Cage hubiera mirado a la cámara, como Bruce Campbell en Darkman, recitando un monólogo interior, algo así como "¿Quién soy? Mi nombre es...Next." Hubiera sido perfecto, para un piloto de 90 minutos rodado con 70 millones de dólares.

2 comentarios:

Comisario Gordon dijo...

Cuanta razón.

Aitor dijo...

A mí me pareció entretenidilla pero poco más.
¿Por qué la han estrenao en cine? Otrora hubiera ido directa a videoclub...