martes, marzo 04, 2008

Amazing Spider-man 545. De cómo Quesada se la metió a JMS. Y a todos nosotros.Sin Spoilers.


Todo empezó en Internet. Como casi todo lo que empieza hoy.
Había salido a la venta Amazing Spiderman 545. El último número Straczynski en la serie del Trepamuros. Personalmente y parafraseando a Voltorine, para mi su etapa acabó realmente con la marcha de Romita hijo y el final del largo arco argumental con el que empezó su etapa, Ezekiel. Desde "Sins Past" en adelante, la cosa fue cuesta abajo. En algún momento, como la saga de Civil War, hubo nivel, pero no el anterior. Los amigos de Zona Negativa analizaban brevemente el comic y hacían una reflexión sobre él. Pero no me parecía que la cosa era para montar el pitote que se montó.

Las iras se desataron en internet, blogueros y más blogueros americanos expresaban vehementemente sus pareceres al respecto, la mayoría negativos. La gente colgaba en youtube, videos suyos y de sus familiares pasando el comic por la trituradora de papel. Otros, daban al cuaderno el mismo destino que Marlo le dio a una pila de Spawn nº1 en el WC de su tienda de comics, la función de limpiar su ano tras defecar. Al cabo de un par de días, JMS irrumpió en una conocida web de información del medio para contar con pelos y señales, que su historia fue manipulada y cambiada, que eso no fue lo que él escribió. Se atrevió a hacer una trancripción de la charla telefónica que tuvo con el Editor en Jefe de la Casa de las Ideas. Ahora, en el fandom, se acuña la frase de Joe para NO explicar los cambios. "Es magia, no tenemos que explicarlo". JMS llegó a pedir que su nombre se retirase de los créditos de la última parte de la historia. Pero Joe Q (no sé cómo) le convenció. Imagino que la oportunidad de hacer su versión de los Doce, junto con la posibilidad de seguir escribiendo uno de los personajes insignes de la compañía con la remuneración que ello conlleva (habida cuenta de que está agotando todas las tiradas de todos los números publicados hasta la fecha). Si sus principios estuvieran al nivel de uno que yo me conozco que vive en Northampton, a dónde habría mandado a Quesada y sus acólitos.

He aquí he tenido acceso al comic en cuestión y he podido de leerlo.

No me duelen los 4 euros pagados.
No me duele el tiempo perdido en leerlo.
Me duele...el trato al personaje, la decisión que se ha tomado sobre uno de las creaciones más grandes en este medio que tanto me ha enriquecido como persona.
El primer comic que yo recuerdo haber leído entero, de pé a pá solito, recién aprendido a leer, con cinco o seis años fue un tomo en b/n que a mi me pareció muy grande, en el que un chaval flacucho con gafas, que respondía al nombre de Peter Parker se vestía con un traje de redes y llevaba una máscara con grandes ojos blancos para luchar contra una serie de villanos más grandes que él, que a veces se unían entre sí para intentar derrotarle. Aquel chaval, se las ingeniaba para enfrentarse a todos ellos, y aún recibiendo una manta de palos, ganarles a todos entre chiste y chiste. Además cuidaba de su tía enferma y se esforzaba por ser una buena persona y no fallarle a nadie. Se convirtió en uno de mis dos héroes de comic favoritos (el otro viste sus mismos colores, pero vive en Metrópolis). El chico se hizo mayor, y se casó con un bellezón. Era como un amigo con el que crecí y tenía cosas en común. Por eso, cuando al final del Amazing 545, vi lo que le habían hecho y como había sido tratado por aquellos que debían guardar, proteger el icono que representa... eso sí me dolió.
Bueno Joe Q, has vencido. Te has salido con la tuya. Has arrasado en ventas. Has conseguido que todo el mundo hable de lo que has hecho. Pero reconoce que deberías pedir disculpas por haber hecho un comic tan malo, tan mal dibujado, repitiendo los mismos dibujos simplemente pegándolos de una página a otra y haberte pasado por el forro el guión para hacer lo que te ha dado la gana. Querías ser tú el que dibujara la última historia de JMS en la serie y has hecho un cagarro como una catedral.

Qué vergüenza tío. Qué vergüenza.